Prepárate para el invierno con estas delicias

La gastronomía española contiene una gran variedad de platos, los cuales gracias a su aporte calórico y nutricional favorece el mantenimiento del cuerpo durante el período invernal.

En su mayoría son recetas que han pasado de generación en generación y que puede encontrar en toda la su geografía para conseguir calentar su cuerpo al instante.

Es importante resaltar que la combinación de ingredientes hará vibrar el paladar de cualquier comensal y es que el aporte de las regiones que componen el país enriquece en gran medida las técnicas culinarias así como de ingredientes

Platos típicos para el invierno

Cada plato es preparado con un equilibrio perfecto de los ingredientes que lo componen hasta lograr el resultado deseado, como el cerrajero al colocar cada pieza que hace funcionar perfectamente la cerradura.

Alubias

Prácticamente se le puede añadir casi que cualquier ingrediente, almejas, bacalao, setas, perdiz, verdura, chorizo entre otros, son de fácil y variada preparación con lo que se pude adaptar fácilmente al gusto de cualquier comensal.

Una ración caliente vigoriza el cuerpo cuando la temperatura es baja y requiere calorías. Los guisos tradicionales preparados con alubias son moros con cristianos, con arroz, arroz con nabos, de Valencia o con Butifarra de Cataluña.

Atascaburras

Originalmente de Castilla-La Mancha, los ingredientes son bacalao, que debe desalarse la noche anterior, patatas cocidas, aceite de oliva, ajo y nueces, debe mezclarse y machacar hasta lograr una especie de puré, suele comerse al caer las primeras nevadas y hay quienes dicen que para que quede bien se le debe agregar un poco de nieve derretida en la cocción.

Callos a la madrileña

Este plato está compuesto principalmente de trozos de estómago de vaca que se cuece lentamente en cazuela de barro, se les incorpora chorizo, morcilla, salsa de tomate y especias, todo esto en un caldo de pimentón que le da el color rojizo que le caracteriza. Dependiendo del lugar donde lo preparen puede encontrar que hacia el sur de Madrid lo hacen sin morcilla mientras que en Asturias con morcilla, en Cataluña son acompañados de garbanzos.

Cocido

Este plato es uno de los más típicos en toda España durante el invierno. Generalmente se prepara con garbanzos, pollo, ternera, morcilla, cerdo, chorizo, verduras como las patatas y zanahorias, antecedidas por una sopa de fideos y en ocasiones de pan.

En Madrid se sirve: sopa, garbanzos y verduras y al final carne, pero en la provincia de León se le denomina maragato y se consume primero las carnes, después las verduras y al final la sopa.

Escudella Catalana

Este caldo proveniente de Cataluña es un caldo apetitoso y de fácil preparación, se elabora con verduras, carnes y otros ingredientes como butifarra, patata o garbanzos, se cuece la pilota, que es una especie de albóndiga grande que se reparte entre los comensales.

Hay una versión navideña a la que se le incorpora pasta con forma de caracol llamada galets. Se acostumbra decir que la pilota son los cuatro evangelistas: ternera, pollo, cerdo y cordero y el resto los siete sacramentos: garbanzos o alubias, zanahoria, patata, apio, nabo, col verde y chirivía.

Marmitako

Este cocido tiene como protagonista principal al atún o bonito del norte, acompañado de cebolla, patatas, pimientos y tomates se cuece regularmente en cazuela de barro, y tiene como origen las ollas de metal o marmitas, que es de los utensilios de cocina llevados por los marineros en los barcos para pasar largas faenas en el mar.

error: Content is protected !!