La importancia de un buen merengue en la repostería

La repostería es hoy en día un verdadero arte, y para que muchas recetas puedan salir bien, hay que seguirlas al pie de la letra, ya que en este mundo gastronómico, todo debe ser bien medido, especialmente en los merengues, que si se quiere que queden perfectos, hay que ser muy cuidadosos.

Y es que hay diversos tipos de merengues, y cada uno tiene su secreto, por ello conviene conocer las recetas y algunos trucos importantes, a fin de obtener merengues deliciosos, con los que todos queden fascinados, y tú quedes como un gran repostero, y es que esta receta es muy fácil de lograr, con ingredientes sencillos como lo son las claras de huevo, azúcar y zumo de limón.

Es importante saber el tipo de merengue que quieres utilizar

En la actualidad hay diferentes tipos de merengues, como el merengue italiano, que puede ser un poco más cremoso, y que no se pone tan duro, y es que no siempre queremos tener un merengue tipo suspiro, por ello es muy importante saber que queremos, y entonces buscar la receta.

Y es que en la repostería pasa un poco como en el mundo de la seguridad, esto no los cuentan los cerrajeros profesionales, los cuales siempre piden a sus clientes que definan muy bien que es l que quieren, así les pueden ofrecer opciones acertadas.

Porque en la seguridad hay que saber que se quiere, y también que se necesita, y para ello los cerrajeros te pueden ayudar mucho, porque son personas que conocen muy bien las necesidades de las casas y de otros bienes, y tienen experiencia para decirte que es lo que necesitas.

Los tipos de merengues más importantes

Las variaciones en los diferentes tipos de merengue están en las cantidades de azúcar que se agrega, además de que si el merengue es cocido o no, y ahí en donde se pueden diferencias al menos tres tipos de merengues básicos.

Los merengues franceses que son merengues crudos, que se realizan batiendo las claras de huevo a punto de nieve y posteriormente añadir el azúcar y continuar batiendo, también está el merengue suizo que se logra cocinando en baño de María las claras de huevo con la azúcar, y cuando la mezcla este homogénea, batir hasta montar al punto de nieve.

El merengue italiano que es uno de los más versátiles se logra haciendo un almíbar de azúcar y batiendo aparte las claras, liego ir incorporando poco a poco, en forma de hilo el almíbar a las claras hasta obtener la mezcla perfectamente montada.

 

Utiliza el merengue indicado de acuerdo a la necesidad

Es muy importante que utilices el merengue adecuado para cada preparación, y tengas en cuenta que el merengue francés es crudo y que puede ocasionar ciertas molestias intestinales si no se consume rápidamente, además se trata de un merengue flojo, con poca consistencia.

El merengue italiano es quizás el más utilizado, porque es cocido, y porque tiene una textura y un brillo increíble, por lo que es especial para decorar tortas y cup cake, también el merengue suizo se puede utilizar para esto, pero su uso es más hacia las cremas para rellenar algunos prostres.

error: Content is protected !!